Atlético por la Gracia de Dios.

Quiero dedicar este blog a mi hermana pequeña Pilar, que está en el Tercer Anfiteatro del Calderón compartiendo grada con muchos de los nuestros. Va por ella. Va por ellos.

Atlético por siempre

lunes, 8 de agosto de 2011

¡Vaya veranito!

Abandonado por el escritor que contraté, miembro activo de la SGAE (fue firme sostén de Judas Bautista) y desde hace meses acampado con los indignados esos tan de moda (aunque me cuentan que por la noche sale a hurtadillas del campamento para consolidarse como uno de los mayores crápulas en la noche madrileña); traicionado, digo, por mi ex-compañero de pádel, me veo en la obligación de escribir unas tontas líneas para (intentar) reafirmar la verdadera Fe. Ya les advierto que van a ser unas líneas tontas tontísimas ya que servidor se encuentra creativamente extenuado. Y no sé por qué.
--
Este verano ha sido uno de los más tristes que servidor recuerda como atlético por tres motivos fundamentales:
1-Varios buenos amigos han abandonado su abono de temporada después de muchos años. Y creo que han sido unos cuantos (miles) más los que no continúan como abonados. Unos lo han hecho por problemas económicos, pero la gran mayoría se ha ido hastiada de nuestros sin par Gil y Cerezo (a esta gran mayoría le daré una idea al final de todo el rollo que les voy a soltar).
2-A día de hoy (y me atrevo a decir que también de mañana, pasado y al otro) no hay nada en la plantilla. Pero nada de nada. No se ha fichado a ningún jugador de fútbol, los buenos se fueron, los malos (colombiano a la cabeza) siguen, uno que pagó por no venir es el único que aporta fútbol, …. Seguramente estamos hablando de la peor plantilla de toda nuestra Historia (todo desde un optimismo que será leyenda).
3-Nuestros queridos y admirados don Miguel Ángel Gil Marín y don Enrique Cerezo Torres, sacrificando tiempo, salud y, sobre todo, dinero, siguen al mando otra temporada más.
--
Como ustedes saben este casiblog tiene una bandera: el optimismo irracional. En este cutresitio no nos gusta verles cabreados, para eso tienen otros miles de direcciones colchoneras donde pueden fustigarse bien a gusto. Desde aquí “vamos a reírnos del mundo como cuando te hago el amor”, que dicen Burning.
--
Razones para la esperanza:
1-Una de las mejores cosas que he leído este año ha sido algo que apareció, a modo de comentario, en El Rojo y el Blanco: “Mi asiento lleno de mierda es mío hasta que me lleven de aquí. Es de lo poco que tengo claro en esta vida”. Con el consentimiento del autor, lo he adoptado como estandarte ante las tropas desabonadas por cansancio (algunas pesadísimas, por cierto). Cada uno es libre de hacer lo quiera (sólo faltaba), pero creo que este comentario resume perfectamente el sentir de muchos de los que nos quedamos.
Los que tenemos hijos contamos, además, con la obligación moral de seguir, si no por nosotros, por nuestros hijos. Si dejamos “de ser” es muy probable que estos críos se nos pierdan. La avalancha mediática afín al aparato establecido está siendo desproporcionada estos últimos años. Los medios nos bombardean constantemente con “información deportiva” (lo entrecomillo porque dudo que sea información y, en la mayoría de los casos, no es deportiva) de los dos clubs mafioso-deportivos más abominables sobre la faz de la tierra. Y nuestros hijos ven la tele. Y tienen amigos. Y oyen. Y ya no les quedan ídolos. Sólo sus padres. Nosotros debemos guiarles por el desierto futbolístico que nos asolará la próxima década (lustro arriba o abajo). De Gea se fue, pero Papá está y estará.
Resumiendo: amigos e hijos es lo único/mucho que nos hace seguir a muchos. Sólo por el “día de partido” merece la pena seguir. Creo.

2-Me cuesta mucho encontrar una luz en la plantilla de nofútbol que tenemos. Como ya dije, no hay nada de nada. Los futbolistas que tenemos se pueden contar con los dedos de una mano. Para hacer una plantilla medio ilusionante (todavía nos quedan 10 días, hay muchísimo tiempo) debemos fichar entre 17 y 18 peloteros. Como no se va a hacer (don Enrique y don Miguel Ángel guardan con celo nuestros dineros), todos sabemos que la temporada va a ser un completo desastre (siempre desde el optimismo que nos caracteriza).
Pero buscando se encuentra. Queriendo se puede.
Si hay un jugador que me ilusiona es Joel Robles. Ya les comenté hace varias casicrónicas que servidor era muy del portero del Atlético.
Hace un par de meses tuve la suerte de conocer a este chaval de barrio, como él mismo se autodefinió. Fue con motivo de la entrega de camisetas para los equipos masculino y femenino de Rugby Atleti. En total entregó unas sesenta zamarras. Ni una mala cara, ni un mal gesto. Se fotografió con todo el que se lo pidió. Se declaró atlético hasta la médula. Vamos, lo que nos gusta. El chaval no sólo estuvo, sino que supo estar.
Reconozco que no le he visto mucho, pero en lo poco que le he seguido me ha gustado. Siempre me ha llamado la atención su envergadura (¡y a quién no!) y sus dotes de mando. Me parece un tipo con mucho carácter. Manda mucho, y bien, sobre los defensas. No tiene nada que ver con De Gea. Éste era un portero frío, Joel es muy caliente. Quizá por eso creo que le va a costar más que al toledano hacerse con el arco: tardará en acostumbrarse a jugar contra 11 rivales y 2 ó 3 compañeros. Pero si le dan confianza, hay otro proyecto de la envergadura de De Gea. Y qué mejor momento que en este año “de transición”.

3-Empiezo a sufrir por la salud física, monetaria y familiar de don Miguel Ángel y de don Enrique. Creo que es hora de reconocerles su casimásqueexcelente gestión y que se retiren a sus cuarteles para disfrutar de la familia y de sus dineros. La Afición Atlética está dispuesta a olvidarles.
La Revolución no termina de llegar. Bien es cierto que todos los movimientos anti-Gil & Cerezo no han contado con la permisividad gubernamental que otros (indignados del 15 EME, por ejemplo) para hacer sus protestas; pero el tiempo ya pasó. Ahora estamos en una etapa medio Mahatma.
No obstante, servidor tiene la esperanza que ésta sea la última temporada de ambos dos. Aunque sea por aburrimiento. Por lo que sea. Pero que sea la última.
Confiemos en Dios. Y en su médico de cabecera. Y en sus familias.
--
De los dos tostones oficiales que hemos ¿jugado? me niego a comentar nada, salvo que ha sido lo esperado.
Sí les comento que me gusta mucho ver a un montón de amigos por estas fechas y éste está siendo un motivo sensacional para hacerlo. ¿Qué les digo del optimismo? Miren por donde que nos acaba de salir una oportunidad inesperada de ir a tomar un bacalao.
--
La única noticia positiva de este verano ha sido la vuelta del balonmano a Madrid. Además con un equipo que vestirá y se llamará como el Atlético de Madrid. Lo mejor de todo es que nuestra directiva no meterá la zarpa (se limita a ser uno de los patrocinadores) por lo que las posibilidades de éxito se multiplican por un billón. Habrá que abonarse.
--
Por último, el Servicio de Ayuda de Atletico por la Gracia de Dios les recuerda que pueden disfrutar de la Verdadera Fe siguiendo y colaborando (que falta hace) con el Atlético Club de Socios. Está siendo hercúleo el esfuerzo de unos pocos titanes para hacer realidad un Sueño que partió de cero.
El Atlético Club de Socios contará está próxima temporada con:
-Equipo sénior masculino de fútbol (tercera regional madrileña).
-Equipo sénior masculino de rugby (segunda o tercera regional madrileña).
-Equipo sénior femenino de rugby (liga autonómica).
-Equipo sub-6 masculino/femenino de rugby.
-Equipo de veteranos fútbol-7 (liga privada).
Cualquier ayuda es necesaria: socios (por 40 € pueden disfrutar de todo lo mencionado arriba), colaboradores, jugadores, delegados, ….
Si alguno de ustedes pertenece o conoce a alguien de la mayoría hastiada desabonada aquí pueden encontrar un motivo para “seguir siendo”.
El esfuerzo que se está haciendo merece la pena.
--
Y esto ha sido todo. Lo poco y malo dos veces breve.
¡FORZA ATLETI!