Atlético por la Gracia de Dios.

Quiero dedicar este blog a mi hermana pequeña Pilar, que está en el Tercer Anfiteatro del Calderón compartiendo grada con muchos de los nuestros. Va por ella. Va por ellos.

Atlético por siempre

jueves, 9 de febrero de 2012

Madre, Atlético y Rugby Atleti




Mis buenos amigos Raúl Soltero y Antonio Vives me dan la tabarra todos los días de partido “echándome en cara” lo abandonado que tengo el casiblog. Hoy, que tengo un rato, voy a intentar complacerles. Y me va a costar, no se crean.




-----




Las Madres de dos amigos están pasando ahora mismo momentos muy complicados. Quizá fuera por esto, quizá por el partido en sí, el domingo decidí ir al fútbol con mi Señora Madre. Hacía mucho que no íbamos juntos al fútbol (“al Atleti”, dice Ella) y me apetecía mucho revivir esos días. Con mi Señora Madre he visto partidos en diferentes ubicaciones: Tribuna Superior Alta, Tribuna Superior Baja, Tribuna, Preferencia, Palco y, naturalmente, Grada de Fondo Sur. También hemos viajado fuera, llegando a estar en el Palco del Racing de Santander. Durante varios años fue Socia junto a mi Padre, pero éste ya no va al fútbol. Dice que se pone “muy nervioso”.
El sábado, a la vuelta del partido de Rugby Atleti en Toledo, la gran Elena Neninson me cedió dos abonos de Segundo Anfiteatro de Fondo Sur. Había que aprovecharlos. La hora, bien es cierto, no invitaba mucho; pero un Atlético-Valencia lo merecía. Y a mi Madre siempre le gustado mucho este partido.
Quedamos en Pirámides. Una riada de gente bajaba hacia el Vicente Calderón. El ambiente era fantástico. No tuve que esperarla. Ella ya estaba allí.
Comentando el momento actual (para Ella casi siempre “vamos bien”) nos acercábamos al Templo. Después de saludar a unos cuantos amigos nos adentramos en un Estadio que, dicho sea de paso, cada día está más desaliñado. Y subimos escaleras. Y subimos más escaleras. Y más. Y por fin llegamos a la cumbre. Me sorprendió lo magníficamente bien que se veía el campo desde los abonos de Elena. Y nos sentamos.
Habíamos entrado quince minutos antes y nos pusimos a comentar la jornada. Como pensaba no ver nada desde mi ubicación, me llevé una radio donde escuchamos el gol de Diego Costa en Zaragoza. “Mal lo llevan los maños”, comentó mi Madre. Se formó un pequeño revuelo con motivo de la presencia de Paulo Futre en la Grada (el domingo, de abajo). “Ese sí que era bueno”, me dijo. Lo que no sabía mi Madre es que preferí estar con Ella que con Paulo.
“Quieres un bocadillo o unos sándwiches”, me preguntó. Siempre me ha dado mucha vergüenza llevar bocadillo al fútbol, la verdad. Cuando empecé a ir sólo al Vicente Calderón, línea 5 desde Pueblo Nuevo a Pirámides, me preparaba siempre uno que servidor tiraba, después de besar el pan, en la primera papelera antes de Virgen del Lluc. ¡No me habré acordado veces de aquellos bocadillos! “No Mamá, gracias. Hemos venido al fútbol”. El bocadillo, de tortilla francesa con chorizo de Potes, y los dos sándwiches sucumbieron en el descanso.
Y juntos vimos el partido. Mi Señora Madre se pone muy nerviosa cuando el rival pasa del centro del campo. Si entra en el área, no quiero ni contarles. Y si llegan a disparar, el susto le dura 4 minutos. Y eso se contagia.
Mi Señora Madre no entiende mucho de tácticas, se lía un poco con el fuera de juego, pero a nuestros jugadores que no los toquen. Y Albelda sabe mucho de “tocar”. Y, como ya le conocía, sentenció con un inapelable “Albelda es un guarro” tras su primera falta.
No pudimos celebrar un gol y me sentí un poco frustrado. Me hubiera gustado mucho abrazarme a Ella mientras preguntábamos al de al lado de quién había sido. No pudo ser.
Al finalizar partido nos fuimos al metro. En Callao nos separamos. Me dio vergüenza pedirle que me llamara cuando llegase a casa. No lo hice.


-----


El Atlético actual es otro equipo. Bien es sabido que no habrá mucha calidad en cualquier once que disponga Simeone sobre el verde, pero algo ha cambiado. En el fútbol, en cualquier deporte sabemos que con un mucho de actitud y un poco de aptitud se puede competir dignamente. Sin actitud es imposible. Y es lo que ha venido haciendo el Atlético durante toda la primera vuelta. Y así nos ha ido. Ahora los jugadores corren y presionan como diablos. ¿Por qué ahora sí y antes no? ¿Por qué con Manzano no y con el Cholo sí? Lo único claro es que han tirado 19 partidos a la basura. Por muy bien que lo hagan en esta segunda vuelta no merecen nuestro perdón. Por golfos.
Desde que llegó Simeone se han jugado 5 partidos, de los que se han ganado 3 y se han empatado 2. Lo más positivo es que apenas se conceden ocasiones al rival (ni un solo gol en contra). Es cierto que falta algo más de alegría, pero por primera vez en mucho tiempo parecemos un equipo de fútbol, todos remando en la misma dirección.
Si recuerdan los tiempos de Quique Sánchez Flores, nunca hubo equipo como tal. La calidad de Simão, Forlán, Agüero y el cáncer sevillano decidía en los momentos importantes. Sólo en la final de la Supercopa de Europa se vio un equipo. Un equipazo. Pero fue un espejismo.
En los últimos años el “juego” ha consistido en mandar el balón arriba y que se apañen los Torres, Forlán o Agüero. Como eran tan buenos, tan “hábil táctica” funcionó en algunos momentos. De hecho se ganaron dos títulos. Pero nunca jugando como un equipo.
Hoy en día la cosa ha cambiado ya que Falcao no es ninguno de los arriba mencionados. “Solamente” es un gran rematador. ¿Qué hacer?
Después de tirar a la basura toda la primera vuelta y conseguir que cesaran al entrenador, los jugadores se han puesto las pilas con el supuesto látigo de Simeone. Podemos decir que se está viendo un equipo de fútbol, juegue mejor o peor, muy serio.
La defensa parece una defensa de verdad. Courtois está interviniendo muy poco, pero muy bien. Los centrales están inmensos con un Miranda que va a más y con un buen Godín. Filipe Luis cumple. La sorpresa está siendo la gran aportación de Juanfran en la derecha (ganando la titularidad al voluntarioso, pero nefasto, Perea. Apenas se han producido fallos (quince minutos malos en Pamplona). Domínguez no está jugando mucho, pero se puede contar con él.
El centro del campo está bien atrás y regular delante.
Atrás Gabi está cumpliendo, Tiago va a más (ha estado de vacaciones temporada y media), Mario, poco, pero algo más está haciendo (¿será el pelo?) y Assunçao sigue medio desaparecido.
Por delante Turan está en Simão, con un poco menos de fútbol y Diego, piedra angular, está bien a secas. De él dependemos demasiado: si funciona, tenemos fútbol; si no funciona, adiós al mismo, que no al partido. En ocasiones ha salido Koke, haciéndolo bastante bien.
Arriba está cumpliendo con creces Adrián. No esperaba nada de él y me está sorprendiendo gratamente. Le falta bastante gol, pero pone voluntad y acierto en ocasiones. Falcao en lo suyo, rematar, muy bien. Lejos del área es un alivio … para el rival.
Como pueden comprobar, me salen quince futbolistas. Y poco más hay. Habrá tarjetas (nos están sacando muchas) y lesiones, pero esta base de quince futbolistas debe seguir el camino marcado por el Cholo y hacernos luchar por un tercer puesto relativamente cercano y, sobre todo, mostrarnos que son/somos un equipo de fútbol. Tampoco deberemos dejar de lado la Europa League, vía para conseguir un título que este año estará muy caro. Otra vía era la Copa, pero ésta se tiró vilmente en la noche más triste, en mi humilde opinión, de la Historia Atlética.


-----


Rugby Atleti está cuajando una temporada magnífica. Con 2/3 de liga disputada, Rugby Atleti encabeza la Segunda Madrileña con 3 puntos de ventaja sobre Hercesa B y 8 sobre Olímpico B. Entre los 3 nos jugaremos la plaza de ascenso directo y la de play-off.
Nada es gratuito. El nivel de compromiso de todos sus componentes está siendo sobresaliente. Con más de 32 jugadores de media en los entrenamientos, éstos están siendo muy intensos en lo físico, en lo técnico y en lo táctico. No todo sale en la cancha de juego los días de partido, pero créanme que nada de lo que sale es por que sí.
El balance de los 12 partidos jugados, 11 victorias y 1 derrota, deja claro el temporadón que se está haciendo. Quedan 6 partidos por jugar, 6 finales para conseguir un objetivo que ha ido variando con el transcurso de la Competición.
La nota discordante en una temporada tan positiva la están poniendo las lesiones. Si bien es cierto que han disminuido las “menos graves”, ha habido tres lesiones bastante graves. Los tres jugadores se están recuperando en estos momentos y desde aquí les mando todo mi cariño.
También merece mencionarse la buena primera temporada que está cuajando Rugby Atleti Femenino y el crecimiento, lento pero constante, de la Escuela de Rugby Atleti.
El Atlético Club de Socios puede sentirse orgulloso de su sección de Rugby.


-----


Estas torpes líneas van dedicadas a Antonio, a Tomi y a sus respectivas Madres.