Atlético por la Gracia de Dios.

Quiero dedicar este blog a mi hermana pequeña Pilar, que está en el Tercer Anfiteatro del Calderón compartiendo grada con muchos de los nuestros. Va por ella. Va por ellos.

Atlético por siempre

lunes, 25 de enero de 2010

Ganas de complicarse, oigan.


Resulta que a los Dalton se les ha metido en la cabeza una cosa. Probamos. Perfecto. El resto no les mola. Otro disco. ¡Ésta! Genial. Así hasta unos cuantos. Una vez conseguidas 14 canciones ya tenemos disco para el viaje. Maravilloso. Suena una y otra vez. Una y otra vez. Se hace cansino a la trigésimo octava vez, ya nos las sabemos todas de memoria. Pero hemos logrado conformar un trayecto agradable.

El disco en cuestión:
-Bag it up. Oasis.
-Desesperado. Mareando la Perdiz.
-Nací durante un eclipse. Los Nikis.
-Hormigón, mujeres y alcohol. Ramoncín.
-Tenía tanto que darte*. Nena Daconte
-Going under. Evanescence.
-Ramona. Ramones.
-Waiting for the rapture. Oasis.
-Inquisición, Inquisición. Los Nikis.
-Sal de naja. Ramoncín.
-Bring me to life. Evanescence.
-Surfin’n bird. Ramones.
-Al límite. Ramoncín.
-Do you wanna dance. Ramones.

(Evidentemente todas las canciones las han escuchado de mis discos (salvo en *, que me vi obligado a comprar el cd por el temita de marras). Unas me gustan más, otras me gustan menos, otras no me gustan, .... Pero son las canciones que han elegido ellos. Y con éstas el “equipo” funciona (ya intuyen por dónde van los tiros, ¿verdad?). Cuando introducimos una variante (¿cómo no vamos a meter el Champagne Supernova?) la cosa no funciona. Intento hacer valer mis preferencias musicales, pero no hay manera. El “equipo” funciona cuando quiere. Mal, pensarán. Pero es lo que hay. Así que lo tengo claro: ¿por qué tocar lo que marcha bien?)

--

Y así nos presentamos en Getafe.
Debíamos olvidar lo del jueves, seguir con la escalada en liga y, sobre todo, continuar mejorando en juego. El Getafe era el rival perfecto; un equipo que juega y deja jugar. Una no-afición que ni llena, ni anima en un campo muy, muy frío; un campo que sólo se calienta con la afición visitante. Pero Ángel Torres (grande para muchas cosas) decidió que el campo se quedara semi-vacío, como siempre, cobrando 50 € a los seguidores atléticos.
Nada más conocer la alineación del Atlético nos dimos cuenta de que la derrota era segura. Muy mal, horriblemente mal, tendrían que hacerlo los azulones para no llevarse el partido. Pero no. Quique Sánchez Flores estaba empeñado en que su ex-equipo ganara el partido. Y lo ganó.

No creo que a nadie le sorprenda De Gea; lo cual nos hace pensar en cómo es posible que la única inversión hecha en el verano sea en una posición que se tenía perfectamente cubierta con David y con Joel. No tengo nada en contra de Sergio Asenjo, que me parece un buen portero; pero a bote pronto ofrecía las mismas garantías (o no-garantías) que De Gea. Tenemos lo que teníamos y, de paso, nos cargamos al palentino. Seis millones nos ha salido la juerga. No es culpable Quique, cierto.
¿Y la defensa que saca el tío? Valera, Perea, Domínguez y Antonio López. Los dos primeros en su línea (horribles), Domínguez bien y Antonio López ni fú ni fá. O sea, un defensa y medio. El otro defensa que tenemos, Ujfalusi, en el banco. No entiendo nada. Valera y Perea tendrían serios problemas para jugar en un equipo de la tercera regional madrileña, pero ayer titulares ambos. El colombiano defensa central fijo (no pongo indiscutible porque sonaría a chufla) en el Atlético de Madrid. ¡Madre mía! Una sencilla regla de tres: si a Domínguez le dan cinco partidos seguidos en su puesto y se hace indiscutible, a Pulido/Atienza/Regalón habría que darle X para que fueran titulares. ¿Puede alguien despejar la incógnita?
Pero donde alucinamos todos fue en el centro del campo. Nos plantamos con Assunção y ¡¡¡Jurado!!! a jugar ante un equipo que la toca. Me hubiera gustado estar en el momento en que Quique les da la alineación. Debió ser algo así como:
-Medular para Assunção y José Manuel.
-Míster, no puedo jugar porque se me han subido los mellizos.
-¿Querrá decir gemelos, Paulo?.
-No míster he dicho bien, pero he querido ser educado.
Total, que presentamos un centro del campo formado por Paulo Assunção contra una medular decente como la del Getafe. Normal que pasará lo que pasó.
De Jurado seguimos esperando noticias.
Arriba vamos con todos los nombres (no, no me he equivocado) posibles: Simão (mal), Reyes (ha vuelto a las andadas), Agüero (cada día con más gente al lado, pero más sólo) y Forlán (ayer nefasto). ¿De qué le ha valido al entrenador que Ibrahima se mostrara ante Sevilla y Sporting como un jugador de ciertas garantías? Parece ser que de nada.
Ayer Quique Sánchez Flores regaló los tres puntos. Así, por la cara. No acierto a comprender el motivo. Los más son partidarios de la opción “Quique piensa en la Copa y pasa de la Liga”. Vale, bien. ¿Y para qué saca a Forlán y Agüero, ambos renqueantes?. Hay partidarios del “Quique quiere rotar para tener fresco el equipo”. Vale, bien. ¿Es posible dar frescura al equipo con Valera o Jurado? Yo creo que todos tenemos claro lo que hay: un once bastante decente pero al que poco/nada se le puede cambiar.
Anoche en Getafe suspendimos con un no-presentado.

--

Este jueves nos jugamos la vida en Balaídos. A pesar del empate de la ida, se debería pasar con cierta suficiencia. El Celta está como está (a un punto del descenso a 2ª B) y jugando horrorosamente mal, me informan, de local. Pero ya no sabemos qué pensar. Si sacamos todo lo que tenemos, pasamos bien. De lo contrario, .... Esperemos que Quique Sánchez Flores deje de jugar a ser güays y ponga lo que tiene que poner. Que es lo que hay. Ni más, ni menos.
Desde este medioblog, sitio optimista donde los haya, nos atrevemos a asegurar que Quique Sánchez Flores volverá a la tierra, Valera no jugará, Jurado tampoco y pasaremos bien.

--

-¿Vamos a ver, nenes? ¿No os parece que tendríamos que meter Putney Bridge en lugar de Sal de Naja.
-Ene-O: ¡¡¡NO!!!

--

Uno de los mejores temas de todos los tiempos, en una grandiosa versión, va dedicada a todos ustedes.

lunes, 18 de enero de 2010

De lágrimas, sonrisas y rebuznos.


Siempre es triste la muerte de una persona, pero cuando muere un niño la tristeza se nos hace infinita. A los que somos padres nos produce una especial conmoción de la que tardamos varios días en recuperarnos. La semana pasada falleció un niño (Alberto) al que no conocía de nada, pero del que había tenido noticias de su enfermedad por la Prensa. Recientemente el chaval, seguidor del Atlético, se había pasado por el Cerro del Espino para visitar a sus héroes. Todos los que conocimos la noticia nos sensibilizamos con el tema y nos solidarizamos con la familia del pequeño. Lamentablemente Alberto no ha podido superar su enfermedad. Hoy mis torpes líneas van por él y por todos los suyos.

--

Parece ser que esto empieza a funcionar. No comenzó mal el año con la trabajada, inesperada e importante victoria ante el Sevilla, pero nos pusimos en lo peor cuatro días después cuando los Reyes Magos nos dejaron un saco de carbón. El fin de semana se logró una contundente victoria en el Nuevo José Zorrilla y el 14 nos dimos cuenta que el carbón del saco era dulce y traía un regalo escondido en el fondo (guiño a la excelente “Crónica fondosureña del Atleti-Recre” de don Carlos Fuentes). Ante el Sporting de Gijón se debía continuar con la escalada.
Ayer hacía una tarde bonita de fútbol. La gente tenía un subidón importante tras la remontada copera, el tiempo acompañaba y nos visitaba un equipo que juega y deja jugar al fútbol. Los bares abarrotados. Olía fútbol.
El Estadio casi lleno. El césped como Dios manda, rapidito. El que no juegue, no sabe. Rueda el balón y ....
No empezó mal el Atlético. El linier de nuestro ataque impidió un par de llegadas clarísimas, pero tanto empuje se vió recompensado con el golazo de Forlán tras magistral gesto del Kun Agüero. En este gol el uruguayo me recordó al grandísimo Christian Vieri; no tanto por la maestría con que definió (que también), sino por la manera en la que protegió la pelota: el defensor gijonés terminó en el suelo. Gran gol.
En esto que el Sporting despertó y se apropió de la bola. La última media hora de la primera parte fue un monólogo visitante. Los ataques atléticos fueron cada vez más esporádicos hasta terminar desapareciendo. Después del esfuerzo del jueves no era el día más indicado para correr tras el esférico. Tampoco es que nos hicieran ocasiones muy claras, pero no estábamos. Tenía que llegar el empate. Tenía que llegar la merluzada de la defensa. Y llegó el error de Asenjo. Y llegó el empate. Y, afortunadamente, llegó el descanso.
No se veían las cosas muy claras para la continuación. Los más opinaban que no se pasaría del empate. Ya saben, el cansancio y demás. Y ....
Salieron apretando más todavía los asturianos. ¡Bien cara pagaron su ambición! En una contra de libro, Agüero le da una buena pelota a Reyes, éste abre perfecto para Ujfalusi que la cuelga, muy pasada, a Forlán. El uruguayo cabecea para atrás un balón casi imposible. Y gol en llegada, desde defensa propia, de ... ¡¡¡Paolo Assunção!!! Sí, sí y sí (o yes, yes and yes, que queda mejor y como que más “viajado”). Por una vez se hizo justicia con un futbolista honrado, que ha venido a trabajar, que lo está haciendo bastante bien y que el jueves pasado cometió dos errores impropios de él por los que, dicen, llegó hasta llorar. Así que me alegro por él. Y mucho.
Ahora ya jugaban los dos equipos. El Sporting bien, pero sin veneno. El Atlético mordiendo. Y se lesiona Diego. Y sale Ibrahima. Stop.
Este senegalés con trayectoria bastante rara, viene del Vélez argentino, me está sorprendiendo. Al principio no me parecía nada del otro mundo, pero desde la lesión del gran Borja Bastón ha crecido una barbaridad. No me llamen loco, pero tiene cosas de Drogba (en mi modesta opinión, el mejor delantero del mundo junto a Agüero, Fernando Torres y Villa). Cuando mejore la definición, que la está mejorando, puede ser un jugador muy importante. Una agradable sorpresa el chaval. Resulta que sufriendo al insoportable y discapacitado para el futbol Sinama Pongolle y tenemos en el Madrileño unos delanteros estupendos. ¡Qué cosas, no me digan!
Seguimos. Laudrupeño (licencia del autor, que viene a significar más que magistral) balón, tras pundonorosa y brava anticipación, de Ujfalusi a Agüero. Falla éste la definición tras buena salida de Juan Pablo, le cae el rechace a Ibra que cruza a la red. Bien por el senegalés, bien por Agüero y (muy) bien por Ujfalusi. Bien todos.
Quedaba casi media hora para disfrutar. Y se disfrutó como hacía tiempo. Vimos como Quique Sánchez Flores, que a servidor le cae muy bien, ha conseguido recuperar a Reyes, que a servidor le cae muy mal. Vimos al Kun sembrando el terror en los rivales. Vimos, en definitiva, cosas muy positivas. El gol astur no empaña la buena segunda parte del equipo.
Ahora es cuando nos damos cuenta que a veces es más dificil hacer las cosas mal que bien. ¿Era tan difícil poner a Domínguez en el centro de la zaga? (De paso, solicito la inclusión, ya, de Pulido y la retirada del carnet de futbolista para Perea) ¿Era tan difícil prohibir jugar al fútbol en este Sagrado Equipo a incapaces como Sinama o Santana? ¿Era tan difícil el poner un poco de actitud?
Dos peros. Asenjo, el primero. Es un buen portero el palentiano (gracia graciosa del autor). Pero que alguien le tranquilice ya. Raúl García, el otro. Este pelotero puede ser un jugador de leyenda. Pero debe tomar (por la fuerza si fuera o fuese necesario) los galones de una vez. Hay otro pero o Perea, pero éste no tiene remedio.
Así todo: Asenjo; Ujfalusi, Perea (Pablo o Juanito, no me vale ninguno de los tres), Domínguez, Antonio López; Assunção, Raúl García; Reyes, Agüero, Forlán y Simão conforman el once con el que nos jugaremos la temporada. Un 4-2-4 como la copa de un pino que, si Dios quiere (o sea, si los nenes ponen un poquito de actitud), nos dará una bonita segunda parte de la temporada. Fe.

--

"Y no me digan que es serio un torneo que puede ganar el Atleti, pero no el Barça ni el Madrid".
Esta aberración la perpetra un tal Miguel Serrano en el diario deportivo madridista (perdón, madrileño) Marca. Última página (está claro que al lumbreras no le van a meter al principio). Ayer. Y no lo hace refiriéndose al Trofeo Villa de Madrid, tristemente desaparecido (eufemismo que ruego me acepten) hace unos cinco años. No. El tal Miguel Serrano lo hace refiriéndose a la Copa del Rey. Y se queda tan pancho el tipo. Con dos cojones (con perdón). Bien. Este indeseable desprecia:
-Al Torneo de Copa.
-A todos los participantes en el mismo, salvo a do$.
-Al Atlético de Madrid.
-A su Afición.
-....
Vamos, que la ha liado parda el sujeto en cuestión. A día/hora de hoy el descerebrado en cuestión no ha pedido disculpas.
Ante infamias así sólo queda batirse (no se preocupen, es una manera de hablar). Una vez más la Dirección del Club no pedirá explicaciones/desagravios (como a Telemadrid o TVE en su día) a un medio de intoxicación (la comunicación es otra cosa) Que sigan insultando, qué más da. ¡Pues no! El abonado, el socio, el aficionado atlético debe sentirse protegido por su Club.
Imagino que el burro (perdón a los équidos) en cuestión es partidario de la Solución Final; esto es, que la Final de Copa la jueguen todos los años los do$. Entonces sí será un torneo serio.

--

Como no puede ser de otra manera, el “Free Bird” va dedicado a Alberto. No te conocimos, pero no te olvidaremos.

viernes, 8 de enero de 2010

El mi pueblu.


Muchos de ustedes conocen mi procedencia lebaniega; en concreto, de la capital: Potes. La Liébana es una comarca preciosa situada entre tres provincias (León, Palencia y Santander). Un poco más lejos, muy poco, queda el Principado de Asturias y mucha gente cree que Potes está en Asturias. No. Potes está en Cantabria.
El mi pueblu apenas está habitado por mil personas en estas fechas invernales (en verano la cifra se dispara). Buena gente. Recia. Cántabra.
Estas Navidades decidimos pasarlas en el mi pueblu. El viaje, pasado Aguilar de Campoo, es maravilloso. Desde Cervera de Pisuerga es increíble. En los últimos cincuenta kilómetros, cincuenta kilómetros de una hora, se debe pasar el mítico puerto de Piedrasluengas. Pasada la cima, quedan treinta kilómetros llenos de curvas y de pueblos preciosos como la Venta de Pepín, Pesaguero (Pesagüero para la Comunidad Atlética de la Comarca), Cabezón de Liébana, Frama, Ojedo, …. Y doblando a la izquierda, dirección Fuente Dé, llegamos a Potes.
Potes.
En el mi pueblu encontrarán varias formas de turismo: de aventura, cultural y gastronómico. Uno ya no está para andar por el monte o subir a Picos. Con los Dalton es complicado plantearse varias horas a los mandos de un quad o hacer una ruta en 4x4. La ruta del (pre-) románico cántabro/asturiano ya nos la hicimos la última vez. Así que sólo nos quedaba la última forma de turismo: gastronómico (y etílico). Y lo hicimos a base de bien. Ya se empiezan a escuchar rumores de régimen.

Sábado 2 del nuevo año. Para serles sincero, servidor tenía muy pocas esperanzas en el partido. Sin el Kun, sin Ujfalusi, la cosa pintaba fea. Como lo veía, insisto, negro salimos un poco antes para cenar. Por si acaso. Tras la cena y unas cervecitas el partido como que se vería algo mejor.

22:00. El partido había que verlo en el bar de Pedro. Aquí es donde se junta la mayor parte de la Comunidad Atlética de la Comarca. Pero bajamos muy pocos: era en abierto, había que reponerse de los excesos navideños, el equipo está como está, …. Tampoco se crean que somos muchos atléticos en el mi pueblu (unos 20), pero en algún partido nos hemos llegado a juntar todos. Así que nos reunimos unos pocos. En el descanso recibimos el refuerzo de un par de parientes (más por solidaridad familiar que futbolística).
Después de una primera parte bastante mala (éste quiere ser un blog optimista), nos encontramos con un autogol de la (ayer) horripilante defensa del Sevilla nada más comenzar el segundo tiempo. No contentos con ello, hicieron lo posible porque marcáramos rápidamente el segundo; pero Forlán (¿qué te pasa, Diego?) devolvió el regalo mandando fuera lo que no se podía fallar. Fueron unos buenos minutos gracias, sobre todo, a los sevillistas. Tampoco estuvo especialmente mal este segundo acto. Hubo momentos decentes en los que el Atlético parecía un equipo serio.
(Como suele pasar cuando las cosas van bien (o medio bien), el entrenador de turno decide complicarlas con los cambios. El del insoportable Reyes (estaba siendo el mejor) pareció hecho por Jiménez.)
Y llegó una última falta absurda, de las que somos especialistas en hacer. Una falta muy peligrosa si se toca bien. Como Simao las estaba poniendo toda la noche de fábula, sólo quedaba saber quién iba a cabecear el gol de la victoria. ¡¡¡GOOOOOOOOOOOLLL!!!. No sorprendió excesivamente que fuera Antonio López.
Tras recibir los parabienes de amigos, parientes solidarios, desconocidas, …, decidimos marchar a casa pensando en si será posible que algo esté cambiando. El sábado por primera vez en mucho tiempo volvió la suerte. Tan sólo hay que buscarla.

Miércoles 6. 23:55. Sus Majestades de Oriente nos han dejado carbón con el ridículo más espantoso (éste es un blog optimista) que uno recuerda.

Buenas tardes y buena suerte.